viernes, 18 de febrero de 2011

Porque nadie es perfecto .

Ella tiene mil millones de defectos, sí. Es tonta y se entera de cosas de las que le gustaría no enterarse. Es incapaz de quedarse callada dos minutos, o de estar sin reír a veces cuando no hay que hacerlo o en los momentos serios. A veces se vuelve loca, y grita, muchas veces. Se pica, sin motivo, hay veces que los piques le duran dos minutos, pero otras veces le duran días, semanas e incluso meses. Cuando se da cuenta, que es una tontería, pide perdón y dice que nunca más volverá a hacerlo, pero todos sabemos que volverá a pasar. Ella ha metido muchas veces la pata, por decir algo que no debía, por esos comentarios tan desafortunados que suele decir, a veces lo que dice no les agrada a los demás y por ello tiene que decidir con las mejores palabras lo que va a decir: primero se muerde la lengua, y luego cuenta hasta diez, después respira tres veces, piensa, y se vuelve a morder la lengua entonces dice lo que tenía planeado. Se a caído muchas veces, pero sorprendentemente sigue en pie, y piensa seguir estándolo durante mucho tiempo. Se a tropezado con la misma piedra, del mismo camino, del mismo lugar, del mismo país, del mismo continente, y del mismo mundo, una y otra vez; pero por eso, no va a coger otro camino que la aisle de aquel lugar donde siempre termina por tropezar ya que algun dia podra evitar esa piedra pero, ese día aún no ha llegado. Piensa lo que quiere, dice lo que puede, admite cuando las cosas están bien, y cuando están mal. Lo hace, porque puede, y, aunque no quiere, sabe lo que tiene que hacer. No es la más simpática, es más puede llegar a ser borde pero sin embargo lo da todo por aquel a quien quiere. Si le pillas de mal humor te puede hacer sentir mal, pero si le pillas de buenas, aunque estés mal, te robará una sonrisa. Pues eso de hacer sentir bien a la gente no se le da nada mal. Sí, ella es única tan única que no encontraras una persona como ella, tan rara como especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario